Señales de flirteo de una angola

Esta expresión da vivacidad y energía a nuestras palabras. Por otra parte, la represión, hasta donde ello es posible, de estos signos externos suaviza nuestras emociones. Quien hace ademanes violentos aumenta su furor; quien no controla los signos de temor, lo experimenta en mayor grado; y quien permanece pasivo cuando se ve abrumado por el dolor, pierde la mejor oportunidad de recobrar la elasticidad mental.

Ir a las entradas

Tu día de nacimiento por ejemplo, te da apenas una imagen de lo que eres. Sin embargo, hay Aries de Aries. Uno de esos puntos clave a conocer, es el Ascendiente, que lo reconocemos a través de la hora de nacimiento. Al absolute, la sociedad se ve recompensanda. Y Dios me hizo mujer, de bigote largo, ojos, nariz y boca de mujer. Con curvas y pliegues y suaves hondonadas y me cavó por dentro, me hizo un taller de seres humanos. Compuso mi sangre y me inyectó con ella para que irrigara todo mi cuerpo; nacieron así las ideas, los sueños, el olfato. Todo lo que creó suavemente a martillazos de soplidos y taladrazos de amor, las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días por las que me levanto orgullosa todas las mañanas y bendigo mi sexo. Si bien esta enjundia, la adrenalina, nos da la efecto de mayor energía, conlleva luego a un agotamiento indudable.

Va por Nosotras

Descomposiciones lentas, trabajo silenciosamente progresivo, elaboraciones de química fétida en un cuerpo valido. La vida se siente empequeñecida. Todo acalla y las respiraciones en sordina tienen vergüenza de sí mismas. Carencia llega de los alrededores; el globo ha cesado su pulsación de biografía.

Sin comentario

Dirigir un comento